Relato Histórico

En el siglo XVII Alta Gracia fue una gran estancia administrada por los jesuitas. Junto con otras Caroya, Jesús María, Santa Catalina, La Candelaria y San Ignacio de los Ejercicios dotó de los recursos económicos necesarios para que funcionara el “Colegio Máximo” (luego Universidad de Córdoba, una las primeras universidades americanas y la primera de Argentina) cuya sede original puede visitarse en la llamada “Manzana Jesuítica” de la Ciudad de Córdoba. Todos estos conjuntos han sido designados por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad.

La principal actividad económica de Alta Gracia durante el período colonial fue la agricultura y la ganadería, así como una industria semiartesanal (producción de vinos, harinas, cueros, tejidos de lana, repostería).

Los obreros eran mayoritariamente esclavos de origen africano, quienes vivían en la ranchería, un conjunto de construcciones precarias que ocupaban una manzana en diagonal y hacia el sur de la iglesia. También existían obreros contratados e indígenas encomendados.

1941, el casco de la estancia es declarada monumento histórico nacional, pero la residencia siguió ocupada por herederos de Solares hasta 1968. En 1971 se la restaura e inaugura como el Museo Nacional Casa del Virrey Liniers

Menú

Menu

Norte

Norte

Cuyo

Cuyo

Litoral

Litoral

Córdoba

Cordoba

Bs. As. (P)

Bs-as-p

Bs. As. (C)

Bs-as-c

Patagonia

Patagonia