Turismo

El desarrollo del turismo en Bariloche está íntimamente ligado al invierno. El Cerro Catedral atrae a miles de viajeros, sobre todo brasileños. Sin embargo, las opciones no se limitan a los días más fríos del año. El destino estrella de la provincia de Río Negro florece con la llegada del calor. La nieve se escurre en los bosques, el agua cristalina circula como nunca por los arroyos, la temperatura es agradable; un combo ideal para la práctica de diversas actividades al aire libre, acompañado por uno de los aires más puros y profundos del planeta.

Bariloche ofrece actividades y recorridos en su variada geografía de montaña: estepa, glaciares, ríos, lagos y bosques. Y una de las reservas de la biosfera más importantes del mundo. Desde la ciudad parten excursiones especialmente programadas para respetar el entorno y la seguridad de los viajeros.

Pampa Linda: Tupidos bosques de coihues, cóndores y glaciares invitan a caminar en la zona del Tronador hacia el glaciar Castaño Overo. Tras el traslado a Pampa Linda se cruza el río Castaño Overo. En el último tramo, por entre la copa de los árboles, se puede divisar una gran pared de hielo reflejando sus colores blancos y azules. Es dificultad baja, la marcha dura cuatro horas ida y vuelta.

Cabalgatas: En los alrededores de la ciudad, se pueden realizar por el bosque, a orillas de lagos, por la estepa e incluso hasta los glaciares. Los caballos utilizados están entrenados para transitar por todo tipo de terrenos y las excursiones son guiadas por baqueanos de la zona.

Rafting: Se puede practicar con diferentes grados de dificultad. Al descender los ríos del Parque Nacional Nahuel Huapi, el viajero se interna en interminables bosques, profundos cañones de lava basáltica y enormes valles glaciarios que recorren el corazón de la Cordillera de los Andes. Las opciones se dividen entre el Río Manso Inferior (Clase II – III), Río Manso a la Frontera (Clase III – IV) y Río Limay (Clase I – II).

Parapente: Por último, Bariloche puede ser disfrutado desde las alturas en un parapente biplaza junto a un instructor. No hace falta experiencia previa, ni entrenamiento físico alguno, solamente estar en buenas condiciones de salud y con ganas de volar. Cada vuelo es distinto en duración, altura y recorrido. Los lugares de despegue también varían según la época del año y las condiciones aerológicas. Se requiere abrigo acorde y calzado deportivo y firme. Durante el vuelo se utiliza un casco y guantes, además de un abrigo extra.

Menú

Menu

Norte

Norte

Cuyo

Cuyo

Litoral

Litoral

Córdoba

Cordoba

Bs. As. (P)

Bs-as-p

Bs. As. (C)

Bs-as-c

Patagonia

Patagonia