_d_07459

Descubrimos los secretos del huevo de pascua en una chocolatería de San Rafael

Huevos de Pascua hacen casi todas las chocolaterías del mundo, pero descubrimos una fábrica artesanal donde sorprenden por su belleza, calidad y buen gusto. Te contamos la historia y los secretos de la receta de los mejores huevos de San Rafael.

Para la mayoría de las familias con niños es imprescindible tener huevos de chocolate en la celebración de las pascuas. Y para preservar la tradición salimos por San Rafael en busca de los mejores. 

Así llegamos a Feisal, donde encontramos variedad, calidad y huevos de gran tamaño además de los también famosos conejos de chocolate. 

 

Nos interesamos en su preparación y Carlos Diaz nos cuenta y muestra todo su proceso. "La clave, dice, está en el excelente chocolate que usan, y en la cuidada elaboración manual de cada uno de sus pasos". "Primero se templa el chocolate, luego se moldea, se desmolda, se rellena de sorpresas" y la mano de una profesional crea bellos diseños tradicionales en cada huevo. No hay dos iguales, eso también es valorado por los clientes. 

 

La historia del huevo de Pascuas

 

La verdadera relación que existe entre semana santa y el huevo de pascua se remonta desde hace muchos siglos, se dice que en la antigüedad las mujeres embarazadas romanas podrían saber el sexo del niño al nacer, ya que el huevo es por lo general símbolo de origen, fertilidad y nacimiento.

 

En principio, este alimento adquirió importancia dentro de la mitología egipcia cuando el Ave fénix se quemó en su nido y volvió a nacer más tarde a partir de un huevo, a partir de san agustín el huevo comienza a adquirir el significado místico de la resurrección y al regalarlo los cristianos expresan su fe en la inmortalidad.

 

Como la primavera europea prácticamente coincide con la semana santa, el huevo pasó a ser el símbolo de renacer de Cristo. En algunos países de Europa, los huevos se decoran el día jueves santo y se rompen los domingos, en los países de Sudamérica a diferencia de Europa el huevo se esconde los días domingo por la mañana para ser buscado después de la comida, es muy típico ver a todos los niños buscando los huevos de pascua, en otros países es popular hacer rodar los huevos por el pasto tratando de no romperlos y está relacionado con rodar la piedra que cubría la tumba de Jesucristo.

 

En Alemania, Italia y Francia, aparecieron los primeros huevos de pascua hechos con chocolate con pequeños regalos adentro, por entonces se hacían uno a uno con un molde prefabricado, lo que dificultaba mucho su elaboración en grandes escala.

 

Se preparaban crudos o cocidos, para comer o para adorno. Se pintaban o escribían, convirtiéndose muchas veces en obras de arte que intentaban comunicar con el lenguaje de la belleza el misterio más grande y más feliz del cristianismo: la vida nueva de Dios que nos hace renacer en cada Pascua.

 

La clave está en el Chocolate

 

"Tenemos máquinas templadoras del chocolate que son fundamentales. Pero nuestro personal cuida bien que no se suba ni baje la temperatura demasiado para que el chocolate siempre quede brilloso. Mantenerlo a entre 28 y 32 grados y chequeando siempre con el termómetro. Ese es el mejor secreto para que un huevo te quede profesional", explica Carlos. Y va más al detalle. "El molde tiene que estar impecable, libre de humedad y de restos de preparados anteriores. Así, no te va a quedar opaco en ningún lado, siempre brillante."

 

Los riquísimos huevos de Feisal

 

Como cada año las propuestas se multiplican en las vidrieras de las chocolaterías, y Feisal no solo no es la excepción sino que además propone unos huevos realmente ricos y bellos. 

 

Este año la novedad son los huevos de pascua gigantes. Y sus diseños exclusivos. "No queremos repetir demasiado el mismo dibujo o la decoración. Se hacen pocos de cada modelo. Es más artesanal, detallado y variado", nos cuenta Carlos, propietario de Feisal, y detalla sobre el nivel de calidad, también, a la vista.

 

Los precios de los huevos de Pascua varían según los tamaños y el tipo de chocolate. Estos no son los más económicos, pero probablemente los más ricos. Quienes ya conocemos la calidad de los alfajores bañados en mucho chocolate riquísimo, sabemos a que saben. 

 

Todos los productos los de Feisal se venden en su local de Av. Balloffet 190, San Rafael (Mendoza). donde esta Semana Santa estarán abiertos para recibir a sus clientes de siempre. Nosotros también iremos por los nuestros. 

 

Web: www.destinosdeamerica.com
Facebook: https://goo.gl/a0iNwI 
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T 
YouTube: https://goo.gl/YWhffm 
Instagram: https://goo.gl/Q7azZf 

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 


Menú

Menu

Norte

Norte

Cuyo

Cuyo

Litoral

Litoral

Córdoba

Cordoba

Bs. As. (P)

Bs-as-p

Bs. As. (C)

Bs-as-c

Patagonia

Patagonia