7-4

Celebramos el "Día del Mate" en Argentina, enseñándote a prepararlo

Hoy en Argentina se celebra el "Día del Mate". Una costumbre ancestral que nos identifica, y que tienta a todos los viajeros a probarlo. Si lo probaste y te gustó, pero no tenés idea de cómo hacerlo, acá te contamos los detalles. Yerba Mate se consigue en todos lados.

El “mate” es parte de la costumbre diaria de la mayoría de los argentinos, y es sin dudas otro de los símbolos que identifican a nuestro país. Si usted no proviene de alguno de estos países que lo consumen con alguna variante, es bueno que lo conozca e identifique como parte de nuestra cultura. 

La primera referencia del uso de la “yerba mate” proviene del Adelantado Hernando Arias de Saavedra (Hernandarias) en 1592. Según observó, los indios llevaban junto a sus armas, pequeñas bolsas de cuero (guayacas) en los que guardaban hojas de yerga mate triturada y tostada, que masticaban o colocaban en una calabaza especie de pequeño zapallo a la que agregaban agua y la sorbían usando sus dientes como filtro o por medio de un canuto de caña. Los españoles dijeron que la infusión de las hojas les daba a los indígenas mayor resistencia en las largas marchas y en las labores diarias, por lo que también comenzaron a beberlo en recipientes especiales (Bernegales) que en sus bordes tenían un colador para separar las hojas del agua. Luego el mate estuvo prohibido con pena de “excomunión” porque los jesuitas sostenían que era un vicio y que constituía “la ruina de estas tierras, que hace a los que toman, flojos, holgazanes, sin honra….” El mate fue finalmente aceptado como bebida estimulante, al igual que el té, cuando los personajes más importantes de la ciudad de Asunción la incorporaron a la dieta. 

Actualmente el mate se consume en Argentina, el sur de Brasil, Uruguay, Paraguay, parte de Chile y parte de Bolivia. Argentina es el mayor productor y consumidor global, aunque en consumo per cápita es mayor en Uruguay. El nombre del “Mate” proviene entonces de la “Yerba Mate”, que es la hierba utilizada para producir la infusión de agua caliente cuya denominación científica es: Ilex paraguariensis. De allí que denominemos “Mate” también al recipiente utilizado para servir –cebar- la bebida, y aún a la bebida misma. Además de este recipiente, que generalmente es hecho de calabaza o de madera ahuecada, con diversas ornamentaciones, se utiliza un delgado tubo de metal llamado “bombilla”, que se usa para sorber con la boca el agua del mate desde el recipiente. La acción de preparar y servir el mate se denomina “cebar”, y existen diversas técnicas para tal procedimiento. Cualquier persona puede servir un mate pero no es tan fácil encontrar buenos “cebadores” de mate. Se considera una buena “mateada” cuando la persona que lo “ceba” logra mantenerlo en buena forma por largo tiempo. En la época de la colonia esta tarea estaba reservada a los sirvientes especializados, y hoy, entre gauchos o en cada grupo de amigos o compañeros de trabajo, siempre hay alguien que se destaca cebando mate. El mate se bebe generalmente sin azúcar, y se lo denomina “amargo” o “cimarrón” pero también puede endulzárselo. También se bebe con agua o jugo frío de naranjas, al que se denomina “tereré” pero es más típico del Paraguay.

Cómo preparar un buen mate:

1. Llene el recipiente con buena yerba hasta un poco más de la mitad. 2. Tape con la palma de la mano la boca del mismo, vuelque el mate y agítelo suavemente por unos segundos. 3. Al volver el mate a su posición vertical hágalo lentamente teniendo cuidado que la yerba haya quedado hacia un costado. 4. En ese costado más vacío vierta agua tibia y deje que la yerba la absorba por dos o tres minutos. Toda esta operación hará primero que el polvo o moledura más fina de la yerba quede en la superficie, y luego ésta se hinche hasta completar la capacidad del mate, evitando que se cuele por la bombilla al beberlo. 5. Mientras realiza esta tarea caliente el agua hasta una temperatura de 85 a 90 grados centígrados, y repita la operación (4) con el agua un poco más caliente. 6. Recién en este momento deberá introducir la bombilla hasta el fondo, inclinada, en el mismo costado vacío en el que colocó el agua. 7. A partir de este momento se comienza a cebar el mate con el agua caliente. Debe tenerse cuidado de volcar el agua suavemente y en un chorro fino, evitando mojar la parte seca de la yerba. A medida que el vaya perdiendo espuma y sabor o comiencen a aparecer verse flotar los palitos de la yerba mate, el cebador humedecerá progresivamente la parte seca, desplazando la bombilla. Para mate dulce se procede igual pero se va agregando una cucharadita de azúcar por cada mate antes de verter el agua caliente. 

Anímese a comprar su propio mate, bombilla y un poco de una buena yerba. Habiéndolo probado experimentará una de las más particulares características de nuestro pueblo, y se llevará un recuerdo placentero e inolvidable.

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com


Menú

Menu

Norte

Norte

Cuyo

Cuyo

Litoral

Litoral

Córdoba

Cordoba

Bs. As. (P)

Bs-as-p

Bs. As. (C)

Bs-as-c

Patagonia

Patagonia