Características

Geografía

La Geografía del país se caracteriza por las grandes llanuras verdes centrales, conocidas como la “Pampa”; mesetas y estepas áridas en la Patagonia; varios grupos montañosos en la zona de la “Puna” provincias de Salta y Jujuy; las sierras Pampeanas al norte y centro desde el Aconquija hasta las sierras de Córdoba y San Luis; y los sistemas serranos de la Provincia de Buenos Aires (Tandilia y Ventania). A lo largo de toda su extensión occidental se extiende la Cordillera de los Andes el mayor sistema montañoso de Sudamérica cuyo cerro Aconcagua (6.959 mts.) es la segunda cumbre más alta del mundo luego del Himalaya.

En el extremo Este, miles de kilómetros de playas brindan excelentes opciones en verano. Esta variedad de escenarios, y este contraste único de selva y estepa, de pampa y cordillera, de mar y nieve, que propone Argentina, le dan al territorio una configuración practicamente única en el mundo y lo hacen particularmente interesante para el turismo. Elegir las llanuras centrales con sus grandes campos, sus playas y sus pintorescos pueblos, o las mesetas áridas en la Patagonia central con sus reservas de fauna marina y las grandes cabañas de cría de ovinos, o los territorios de la región subtropical del Chaco o la Mesopotamia con sus inigualables Cataratas, o las regiones lacustres y sus excelentes centros de sky de la cordillera, solo es posible en Argentina.
El clima del país es en general agradable y benigno todo el año, con ciertas particularidades en cada región.

Clima

La temperatura media anual es de 17,8ºc, presentando escasos días de calor o frío intensos, lo que permite pasear al aire libre o por las ciudades en cualquier estación.

En el Centro y Norte del país en invierno la temperatura suele situarse entre los 10ºc y 15ºc durante el día y baja considerablemente por las noches. En verano suelen ser calurosas las mañanas, y muy calurosos mediodía y tardes unos 25º de promedio. Sobre todo Buenos Aires, la Mesopotamia y la zona costera central se caracterizan por una elevada humedad, producto de la cercanía del río y la influencia oceánica. El noroeste (Salta, Jujuy, Santiago del Estero) seco y muy caluroso.

En la Región Andina y Patagónica el frío es intenso en invierno y otoño, cuando alcanza frecuentemente temperaturas inferiores a los 0ºc. En los días de primavera es más cálido unos 15ºc y en verano llega a ser tan caluroso como el resto del país en el día hasta 35ºc enfríandose por la noche.
En todo el país, aún en verano, en las noches la temperatura normalmente desciende levemente, y sobre todo en las ciudades como la Capital, donde el calor y la humedad hacen los días largos, esto permite disfrutar de sus muchas e interesantes actividades al aire libre.

El otoño de marzo a junio y la primavera de septiembre a diciembre, son la temporada de mayores lluvias, pero a la vez de temperaturas más agradables, alrededor de 20ºc promedio. Los vientos son poco frecuentes excepto en la Patagonia, donde abundan. El sol es protagonista de la mayoría de los días en Argentina, un país de escasos días nublados. Las soleadas mañanas invitan, en cualquier estación del año, a largas caminatas por los campos, interminables tertulias de café en las veredas de las ciudades o excursiones a reservas de fauna y paseos.

Política

Argentina es una República Federal, representativa y democrática, constituida por 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su sistema de organización reconoce tres poderes: El Poder Ejecutivo ejercido por el Presidente de la Nación (con mandatos de cuatro años más reelección hasta por 1 período), quien posee amplios poderes, que incluyen la posibilidad de aprobar o vetar decisiones del Congreso. El Poder Legislativo es el Congreso de la Nación, compuesto por la Cámara de Diputados (254 miembros elegidos directamente) y la Cámara de Senadores (72 miembros elegidos por las jurisdicciones provinciales).

El Poder Judicial está representado por la Suprema Corte y diversos tribunales jurisdiccionales. La Constitución Nacional vigente data de 1853 y fue lamentablemente reformada en varias ocasiones, la última en agosto de 1994.
Las provincias gozan de autonomía y eligen a sus propias autoridades. El Gobernador es la autoridad máxima y también hay cámaras legislativas provinciales.

Cultura

La cultura de Argentina tiene bases predominantemente europeas, y eso se ve reflejado en su arquitectura, música, literatura y estilo de vida, sobre todo en Buenos Aires y las grandes ciudades. El resto del país posee un estilo más “criollo” (dícese del hijo de padres europeos nacido en otras partes del mundo), que se traducen en la exposición de un estilo de vida más cercano a la tierra y frecuentemente presenta razgos típicos de aquellas comunidades originales: Alemanes y nórdicos en la mesopotamia, españoles e italianos en el centro y Buenos Aires, Galeses e ingleses en la Patagonia sur, etc. En el interior la música folclórica argentina (zamba, chacarera, baguala, etc, según la región) predomina sobre el tango, más típico de Buenos Aires; los espectáculos populares, como las costumbres alimentarias y comunitarias siguen idéntico rumbo.
Pero más allá de sus tintes particulares, en Argentina existe una intensa actividad cultural en cada ciudad y pueblo, ofreciendo cada día festividades, exposiciones, cines, teatros, recitales, conciertos, etc.

El idioma oficial de Argentina es el español o castellano. Sin embargo La cultura rioplatense y criolla desarrollaron diferentes modismos y variantes del español original entre las que se destaca es el uso del “vos” en lugar del “tú” para el trato informal, y el “che” para dirigirse a otra persona en lugar de usar su nombre. El término “che” proviene de los pueblos indígenas Guaraníes (en su lengua “Che” significa persona) y Mapuches (pueblo del norte de la Patagonia) cuyo nombre se compone de “mapu” (tierra) y “che” (persona), “gente de la tierra”.

También en el siglo XIX en los arrabales y entre los grupos marginales de Buenos Aires nació una especie de dialecto llamado “Lunfardo”, utilizado en las letras de la mayoría de los tangos, por cuya causa hoy unos cientos de términos se utilizan como sinónimos que forman frecuentemente parte del lenguaje del porteño. Por ejemplo en lunfardo mujer es “mina”, mala suerte es “mufa”, “chabón” es un sujeto, “curro” una estafa, “cana” es prisión o policía, “joder” divertirse o bromear y “faso” es cigarrillo.
Además un porcentaje relativamente alto de la sociedad de clases mecias y altas habla idiom ingles y algún otro idiona. Por supuesto en los principales centros y sitios turísticos se presta el servicio de atención en otras lenguas.

Religión

La religión oficial es la Católica Apostólica Romana, pero existe total libertad de culto, practicándose en menor medida el protestantismo, el judaísmo, el islamismo, y la religión ortodoxa griega y rusa entre otras. La distribución porcentual según cifras oficiales es: Católica Apostólica Romana 90% – Protestante 5% – Judía 2% y Otros cultos 3%. Existen numerosos templos de cada denominación en todos los barrios, en los que se realizan servicios abiertos al público.

Economía

La economía Argentina posee recursos diversos, básicamente sustentados en la riqueza de sus recursos naturales, que le otorgan un excelente potencial bruto. Posee una nutrida producción agrícola y ganadera mixta, una importante producción minera diversificada y de petróleo y gas que le permiten el autoabastecimiento energético. En Argentina hay más de 22 millones de hectáreas cultivadas, que producen en el año 70 millones de toneladas de cereales y oleaginosas aproximadamente. Los principales cultivos hoy son la soja, el trigo, el maíz, el girasol y la caña de azúcar.

La actividad ganadera posee alrededor de 50 millones de cabezas de ganado vacuno y sustenta una poderosa industria cárnica que satisface al público interno, el más consumidor de carne en el mundo, y origina una gran producción láctea, y en menor medida, la producción de manufacturas de cuero vacuno, de alta calidad.

Gracias al ganado ovino Argentina cría cerca de 14 millones de ovejas existe además una importante producción lanera, la cual debido a la crisis de los ‘90 que afectó a la industria textil, se exporta en su mayoría. La pesca en el Atlántico completa la explotación natural de recursos.

Además en los últimos años se está recuperando la industria, que tuvo gran opulencia entre los años ’50 y ’70 y decayó producto de las sucesivas políticas improductivas; apuntando a satisfacer el mercado interno y la creciente demanda externa de productos y no sólo de materias primas.
La producción más representativa crece en calidad y genera beneficios económicos fundamentales, pero sobre todo poseen un gran márgen de crecimiento si el país se estabiliza definitívamente, lo que permitirá en el largo plazo un crecimiento único.

Población

Argentina tiene una población de sólo 40.091.359 habitantes, por lo que es un país con una densidad poblacional baja, unos 14,5 habitantes por km2. Estos 40 millones de habitantes viven principalmente en los grandes centros urbanos (alrededor de la mitad reside en la Capital Federal y sus alrededores o Gran Buenos Aires) y a pesar del perfil fuertemente agropecuario del país solo el 22% de su población es rural.

La composición étnica de la población Argentina tiene relativamente pocos mestizos (personas de origen mixto europeo e indígena) sólo un 4,5 % y la población indígena pura sólo alcanza un 0,5 %; por eso a diferencia del resto de Latinoamérica el 95 % de la población argentina es de raza blanca, mayoritariamente descendiente de europeos principalmente de italianos y españoles.

Menú

Menu

Norte

Norte

Cuyo

Cuyo

Litoral

Litoral

Córdoba

Cordoba

Bs. As. (P)

Bs-as-p

Bs. As. (C)

Bs-as-c

Patagonia

Patagonia